Parada técnica. Café.

Hemos repartido 5 toneladas de leña. Ha sido bastante loco, pero lo hemos solucionado bastante bien. Ha habido bastante orden; éramos bastantes. Seguramente hoy se queme menos plástico, y se cocine un poco mejor. Esperamos poder mantener esta campaña “todos” los días. Nosotrxs nos vamos, y los compañeros bomberos de Leganés también, pero quedan otros tantos. Dos de Barcelona y hoy mismo han llegado tres de Pamplona. Así que este plan parece que continúa. Buena onda con el tipo que la vende, hemos arreglado un precio para que venga todos los días con el camión. Se ha lanzado a repartir madera él también.

Antes fuimos el equipazo a por más madera con el camión de Koldo. Lo llenamos de ramas más finillas, para empezar los fuegos. Buen curro. Aunque en los viajes, hemos tenido que tragarnos a la policía unas cuantas veces. Hoy están parando a toda la gente que pasa por la carretera en dirección Idomeni. Bastante pesados. Pasaportes para arriba y para abajo. Preguntas. Mas preguntas. Da la sensación de que quieren empezar a cortar el grifo. No somos bienvenidxs lxs voluntarixs. Incluso en la entrada al campamento, una vez superados los controles previos, nos han obligado a darnos la vuelta. Menos mal que conocemos el camino que va por el campo, y entramos por detrás.

Hemos ido a comer con la familia que ayer nos invitó. Han venido varias veces al camión mientras currábamos para decirnos que fuéramos. Al final hemos ido, pero tarde. Ya habían comido. Pero nos tenían preparado un par de platos de un arroz con cacahuetes, pasas, tomatito y pepino con un trozo de pollo asado. Buenísimo. La verdad es que no nos apetecía mucho, por si lo habían cocinado de aquella manera. Pero estaba muy bueno. Tremendo. Y allí todo el rato dándonos botellitas de agua, dátiles, comentando cosas… Muy hospitalarixs. Ha venido también una amiga de esta familia, con su hija. Ya subiremos fotos, pero una niña de 15 meses guapísima. Su prima también tenía un bebé muy gracioso. Todo el tiempo nos agradecen estar ahí. Esta es la familia en la que una de ellas le va a poner a su bebé el nombre de una compañera matrona que les ha ayudado muchísimo; Carmen. Gente muy agradable. Nos hemos enamorado. Tendrán unos 25 años, no más. Pero la sensación es que tienen muchos más. Dicen que ya no les apetece ir a Alemania, que quieren ir a España. Son unxs cachondxs, porque la amiga tiene al marido en Alemania.

Tenemos la sensación de que hay muchísimxs españolxs aquí. No sabemos si seremos el grupo más numeroso, pero parece serlo. Y parece que la gente de aquí lo sabe y lo valora. Lxs griegos dicen que somos la gente más solidaria, que somos famosxs por eso. ¿Será verdad?

Una chica de 13 años amiga/curranta de nuestro equipo, de Siria, hoy ha aprendido a decir “illo cabesa”. Morimos de la risa.

Volvemos al campamento. Nos queda poco tiempo aquí

 

 

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s