Más café mañanero. Estamos desayunando un moment. Ya nos iremos hoy en algún momento, que mañana tenemos que devolver el coche en Atenas.

Ayer, con tanto control policial, retuvieron a unos quince voluntarixs y detuvieron a uno. Por lo visto llevaba un cuchillo; sería de cocina. Están claramente intentando que no participemos, que no ayudemos. Que gente autoorganizada haga lo que deberían estar haciendo los estados, no les debe gustar. En Grecia quieren acabar con el campamento de Idomeni. También con el del Pireo. En una semana estarán todos los campos nuevos ya terminados, y quieren que todo pase a manos del ejército, de ACNUR, etc.

Las compis enfermeras estuvieron ayer de reunión on otros espacios sanitarios del campo. Por lo visto MSF y MDM están ofreciendo asistencia en cierto horario. También hay un par de colectivos más independientes que, como nosotrxs, también tratan de ayudar en estos ámbitos. Cuenta una compañera que estos días han echado de su sitio a una familia siria del sitio donde estaban acampadxs para que MSF monte una oficina ahí. El campo es bastante grande. Y esta familia tenía miedo de que las compas enfermeras no supieran encontrarles después, que tienen un hijo en silla de ruedas y lo tienen bastante jodido con la movilidad. Son muchas personas en una sola tienda.

Nosotrxs ahora vamos a echar el último empujón en el campamento. Vamos a dejar lo mas cerrado posible los próximos repartos de leña para la próxima semana. El resto del dinero se lo vamos a ingresar a lxs compis que se quedan aquí, que hacen una tarea buenísima. No sabemos si habremos sabido explicar bien la situación, pero vaya, un trabajo fantástico; tanto en los objetivos como en las formas.

No queremos irnos. Aquí estamos muy contentxs. Con el equipo estamos muy bien, currando en pequeñas cositas interesantes, en contacto directo con las familias. Muy bien. Ayer esta panda de golfxs se pitorreaban de nosotrxs porque están leyendo el blog, y les hace gracia el tono. Lo pasamos super bien, las cosas como son, y eso también lo comentamos, pero lo interesante es explicar la dimensión del drama. Al menos eso creemos. Menudo cachondeo se traen los bomberetes. Y cada vez son más.

En fín. Seguimos. Que queda poco.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s